sábado, 30 de agosto de 2008

Meter la pata.....

Pues como bien dice el titulo de este post, el otro día nos fuimos para Asturias a descender varios barrancos y el "Sella", pero.... una torcedura descendiendo el rió Vallegón, hundió todos nuestros planes.

El diagnostico fue esguince de tobillo y así ando con la pata pa`riba y sin poder ir a currar ni nada.
Espero que esta semana ya pueda caminar y la próxima empezar a dar guerra, en casa no se puede estar!!!!!

Tengo el síndrome del barranco, necesito agua, saltos, rapels, todo!!!

Quiero dar las gracias a Eli por soportarme y a mi compañeru Pablo Solares por tratarme tan bien y hacer de guia sufridor. Y a su hermana por las patatinas tan ricas de su huertín.

Un abrazo. Y que todos nuestros accidentes sean así como mucho.

3 comentarios:

eli dijo...

Ahora sé lo que es "el orgullo del guía"... Tenías que haber visto a Julín, jodido pero contento, callaíto como una piedra hasta el final... De todas formas, a todos los que nos gusta recorrer y dejarnos las ganas en las venas de agua de la tierra, mucho cuidado, vale?
Un gustazo conocerte, Pablo. Y otra vez: GRACIAS.

Pablo Solares Villar dijo...

¿Qué tal ese tobillo?¿Sigue como una morcilla de Burgos? Que no sientas ese "orgullo de guía" muy herido, porque esto pasa hasta en las mejores casas... Esta semana que yo descansaba y hacía cuenta de irme a hacer el Pincuejo con mi amigo Julete... Pues na, otra vez será. Un saludo. Y otro para Eli, un placer conocerte.

Julio Montes dijo...

Orgullo de guia, jejejeje...
morcillita con tobillera, ya sabes que el pincueju es un tema muy pendiente que hay que resolver en breve.
nos vemos!!!